Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

domingo, 6 de enero de 2008

Expectativas cuánticas

Infinidad fractal destituida por el orden,

en el vacío irrepetible de las mentes cósmicas,

vienes hasta mí

trajeada de universos,

galaxias y constelaciones

como burbuja sideral

cubierta de teflón y papel celofán.

Maniatadas quedaron las hipótesis irrelevantes

de calidoscópicos instantes

efímeros y eternos

en un espacio-tiempo

dubitativo e incierto.

Me pregunto qué tiene que decir

el gato de Schrödinger

acerca del observador y sus expectativas.

¿En verdad temor y fe

son las dos caras de la misma moneda?

Creamos realidades

ignorantes de nuestro poder

como reyes Midas

regodeados con sus logros...

¿Serán culpa nuestra los deslaves y aluviones?

¿Seremos nosotros los causantes de huracanes y tornados?

El sentido común dice que no

pero la cuántica dice que sí...

Análisis: Quiero hacer un pequeño análisis de este tema. En la primera estrofa introduzco el concepto "fractal", que proviene de esas matemáticas que estudian el orden implícito en el caos, las matemáticas fractales, por medio de las cuales estoy seguro de que se desvelarán los misterios multidimensionales y cuánticos de nuestro universo. En la segunda y tercera estrofa introduzco el principio de incertidumbre de la mecánica cuántica, el gato de Schrödinger se refiere a un modelo que consiste en un experimento hipotético, según el cual, si colocamos a un gato dentro de una caja cerrada, apuntado por una pistola, que a su vez es activada por el disparo de un electrón, después del disparo el gato estará vivo o muerto según las expectativas del observador del experimento, es decir, si el observador espera que el gato esté vivo, al abrir la caja lo encontrará vivo, si espera que esté muerto, lo encontrará muerto.

De aquí la pregunta acerca del temor y la fe.

En la Biblia, se define la fe como la creencia en lo que no se ve y la certeza en lo que se espera, pero ese concepto está incompleto, ya que eso define también al temor, de manera que la fe sería la creencia en lo "bueno" que no se ve y la certeza de lo "bueno" que se espera, mientras el temor es la creencia en lo "malo" que no se ve y la certeza de lo "malo" que se espera.

En las estrofas siguientes acaricio la posibilidad de que temor y fe sean capaces de generar realidades, ya que la cuántica nos dice que el resultado de un evento fenoménico puede ser alterado por las expectativas de los observadores.

De manera que este tema no es tanto espiritual, como sí filosófico, y la pregunta es: si la mayoría de los integrantes de una población esperan una tragedia ¿se dará la tragedia a causa de las expectativas?; y si esperan una bendición, ¿llegará la bendición gracias al poder de la fe?.

No hay comentarios: