Buscar este blog

miércoles, 18 de junio de 2008

Tus ausencias.

Trinar de pajarillos
evocan las ausencias
y la naturaleza
te dona sus esencias:
te dejas cobijar
por miles de conciencias
que llueven desde Gaia
sanándote impaciencias.

Te dejas arrullar
por ríos y riachuelos,
por flores coloridas
que brotan desde suelos
amantes de tu piel.

Y esperas porque esperas
regreso de tu amado
mientras el Cielo llora;
como ogro condenado,
tu soledad infiel.

Ya deja de esperar
y dame tus ausencias.
Las sembraré en mi alma;
trajeado de paciencias,
volviéndote a querer.

No hay comentarios: