Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 21 de julio de 2008

Acróstico (Dedicado)

Me quito el sombrero ante bella dama
Alondra y poetisa de muy alto vuelo
Restauras la dicha y encantas con celo
Irradiando versos de grandiosa trama:
A los cuatro vientos el mundo te aclama.

Irisas con luces de brillante gesta;
Navegas en balsas de florida estrofa,
Es bello tu lienzo como suave estofa
Salida serena de tu pluma honesta.

A dónde me llevan tus hermosos versos
Repaso y reposo deleitado y fresco
Rondando con gozo muy caballeresco
Alisios marinos en tus universos.
Belleza te sobra pintoresca pluma
Allende tus coplas y dichos diversos
La brisa nos trae tu calida espuma.

Pelágica brisa que viene y perfuma
Rasantes gaviotas aleteando en vuelo;
Intensas, devotas de la magna suma
Nacida preciosa de tu amado cielo.
Con tantos que admiran tu alba poesía
Eres la sirena del cantar de Ulises
Serena y sincera, fogosa alegría
Me quitas la venda de mis ojos grises
Afluidos sin duda por tu algarabía
Inmersos sin treguas en tu fantasía
Nadando entre amores y melancolía.

Autor: tonisan = Felipe Antonio Santorelli

martes, 15 de julio de 2008

Yo soy mi totalidad

Yo soy mi totalidad,

si muestro solo mis luces

soy un cuadro mal pintado;

si muestro también mis sombras

adquiero poesía,

perspectiva,

proyección,

profundidad.


Y es entonces

y solo entonces

que soy toda mi verdad.

viernes, 11 de julio de 2008

Amor de lejos (soneto alejandrino con doble rima)

Contigo en la distancia mi mundo se detiene
y nada ya atesoro sin tu alba cercanía;
es tanto lo que añoro tu hermosa lozanía
que no hay una substancia que el alma me serene.

La cruel intolerancia avanza con su lene
y cruento deterioro con tanta alevosía
que cuando pienso; lloro, cayendo en la agonía
y en la beligerancia, aunque muy malo suene.

Sin ti ya no hay estrellas, ni cielos ni caricias;
tan sólo la apatía gobierna mi semblanza.
Por eso es que hoy prefiero montarme en el avión

siguiéndote las huellas, armarme de pericias;
creando sintonía, forjando nueva alianza
y como un bucanero, ¡robarte el corazón!

sábado, 28 de junio de 2008

Ayer y hoy (soneto con estrambote)

Cabalgo entusiasmado galopando sobre vientos…
Habiendo resistido los embates de canallas,
he visto la caída de paredes y murallas
tejiendo letanías entre cuitas y lamentos.

He visto tantos llantos, tantos gritos y tormentos
pasearse forajidos bajo fuego de metrallas
y luego resistir los asedios de atalayas
usando catapultas, cañonazos y aspavientos.

He visto la embestida de dragones comodoros
arrear sus llamaradas al umbral de la memoria
sin más piedad que el hambre de desdenes y desplantes.

He visto ya el asedio de los persas y los moros
barrer a los cristianos de los libros de la historia
dejando en mí silencios y dolores trepidantes.

Hoy viajo serenado sobre brisas ondulantes:
Crecido, madurado, tan solemne como vasto
pues me ha fortalecido mi pasado tan nefasto.

Hoy soy mejor persona, ¡tan juicioso como casto!

lunes, 23 de junio de 2008

El ogro y la niña (dueto tonisan y Denn)

-¿Sería tan amable de darme una moneda?
Es tarde y hace frío, no para de llover,
me asusta aquel mendigo tirado en la vereda,
la panza me hace ruido, no tengo qué comer.

-¿Cómo es que me molestas? Dinero no me queda
y llevo mucha prisa pues tengo que correr;
no quiero detenerme, la vida se me enreda;
si pierdo mi trabajo me bota mi mujer.

-Disculpe por favor, no quise ser cargosa
los chicos; casi siempre, sabemos molestar.
¿Me acepta un regalito? Hoy encontré esta rosa
yo sé que a su señora la flor le va a gustar.

La niña lo miraba sonriendo deliciosa,
el ogro frunce el ceño y se apresta a replicar:
-¡Ah infanta descarada!; ¿qué rosa ni qué rosa?
y ajándole el retoño, comiénzala a insultar.

Pequeña y aterrada, temblando por el frío,
con lluvia en sus ojitos la niña respondió:
-¿Por qué rompió mi rosa? Era un regalo mío,
la flor era tan bella y ahora se murió.

La niña desvalida, mojada y temerosa
observa con espanto al viejo malgeniado,
pero es ya tanto el hambre; que llora neblinosa
mientras el hombre engulle; un nudo, consternado
y lágrimas asoman de su alma tenebrosa
que ablandan; poco a poco, su duro corazón.
El viejo; genuflecto, al fin entra en razón.

Carita sin sonrisa, de ojitos inundados
estira su manito rozando con su miel
al rostro del buen hombre que oculta, avergonzado,
los restos de la rosa, molida en el papel.
Sutil y con ternura desarma su pasado
vibrando, entre sollozos, le cuenta con temor,
y esconde su mirada rasgada de dolor.

-Mis papis hace un año, al cielo se han marchado,
mis días son oscuros, amargos como hiel,
me duermo en este saco, mugriento y remendado
el frío me castiga, helándome la piel.

El hombre entre sollozos, dolido y enfadado
con este mundo horrible, con este mundo cruel
se sienta y bisbiseando trata de hablar pausado
y entre tartamudeos le da un abrazo fiel:

-No llores niña linda, no gimas por favor,
si quieres yo te llevo cargada a mi vergel.-
Extiende los bracitos, donándole su amor
y cual su hija fuera; se va a vivir con él.
El ogro ya no es ogro, poniéndose a cantar
la carga entre sus brazos, llevándola a su hogar.

tonisan
Denn

miércoles, 18 de junio de 2008

Tus ausencias.

Trinar de pajarillos
evocan las ausencias
y la naturaleza
te dona sus esencias:
te dejas cobijar
por miles de conciencias
que llueven desde Gaia
sanándote impaciencias.

Te dejas arrullar
por ríos y riachuelos,
por flores coloridas
que brotan desde suelos
amantes de tu piel.

Y esperas porque esperas
regreso de tu amado
mientras el Cielo llora;
como ogro condenado,
tu soledad infiel.

Ya deja de esperar
y dame tus ausencias.
Las sembraré en mi alma;
trajeado de paciencias,
volviéndote a querer.

jueves, 12 de junio de 2008

Venganza y perdón (soneto)

La ausencia se dibuja melindrosa
en cuanto soledades aparecen
y duras son la penas; que se mecen
nublando la conciencia prodigiosa.

y luego la venganza; peligrosa,
amarga nuestras dichas; y perecen
por obra de pasiones que merecen
morir asesinadas por la prosa.

Y la fidelidad, cruel delirante
ensucia los motivos del amante
cubriendo el poco amor que recibiera.

por eso es el perdón la medicina
que sana todo mal a aquel que espera
retorno del amor a su cocina.

miércoles, 11 de junio de 2008

Entre sagrado y profano

Cielo sagrado
suelo profano,
tengo la noche aquí en la mano:
tengo la rosa del pubis humano
aquí en mi mano, aquí en mi mano.

Cielo expandido
suelo profundo,
tengo el silencio más vasto del mundo:
desde tus ojos hasta mis ojos
vuelan mutismos de crueles segundos.

Cielo dormido
suelo encallado
tengo los sueños anclados al viento
y se me escapan momento a momento:
yo los persigo ya sin aliento…

Entre aventuras y estancamientos
vengo del mundo, voy hacia cuentos,
hurgando trenes de polizonte:
vengo del cieno, voy hacia el monte…

Entre sagrado, mundano y profano
tengo tu rosa,
negra y felposa
aquí en mi mano, ¡aquí en la mano!

sábado, 7 de junio de 2008

La cita.

El oleaje se balancea,
como cuna navegándose a sí misma
en esta tórrida tarde tropical,
entre lilas y rosados,
entre púrpuras y escarlatas;
y yo te espero en la orilla de un deseo continental y oceánico.
Te imagino legendaria,
bronceada y melindrosa,
cadereando maliciosa sobre arenas diamantinas,
en ese hilo dental que nada esconde,
pequeña piececilla de tela
que resalta e insinúa tu figura y tu belleza.

Ante tanta sensualidad,
¿qué podría hacer yo,
además de atosigarme entre bisbiseos y palabras entrecortadas?
Pero llegas tan vestida
que no entiendo cómo no te sofocas
bajo esta modorra bochornosa.

El oleaje se balancea
bajo tu enagua de panal y de colmena,
como arrullo de una luna que ha perdido sus esferas
y te espía desde el agua,
buscando;
entre tus piernas, sus estrellas.
Yo te observo en la distancia,
deleitado con tu marcha seductora y elegante,
tú te acercas dibujando muchos soles en tus labios.

Y qué bella es tu sonrisa de gaviotas y de perlas,
y qué hermosa es tu mirada de delfines y centellas.
Si me abrazas
te prometo un arco iris de jazmines y caléndulas,
si me besas
te aseguro un tornado de caricias y de huellas..

domingo, 1 de junio de 2008

Dedicado a Denn, poema en liras.

En tus ojos azules
reflejos; que destellan como un cielo,
se visten de abedules
al fin rasgando el velo
que atara mi silencio con su vuelo.

Por tu candor de anhelo
arrulla tu llamada entre la bruma:
el cambio de este suelo
que tanto nos abruma
por otro en que la pena no se suma.

De tu sentida pluma
el verso se derrama cual oleada,
cubriendo con espuma
ecuórea y titilada
al sueño protegido por tu espada.

Tus aires de cascada
abrevan al viandante casi muerto.
Actuando como un hada
colocas nuevo injerto
a todos los plantíos de mi huerto.

Con tu fonema experto
alegras a las almas titubeantes
y siembras el desierto
de flores rutilantes,
donando vida nueva a los infantes.

Tus llamas son radiantes,
se espejan en un cielo almidonado;
labrado con diamantes
vestidos de rosado
en medio del ocaso ensangrentado.

Tu verso se ha trocado
en toda una gran feria de alegría,
que embiste mi costado
con tanta fantasía
que toda mi tristeza se desvía.

Encuentro en tu poesía
la luz evidenciada del estío,
la magna algarabía
que colma lo vacío
con blanda concurrencia en lo bravío.

Conviertes a mi hastío
en fuente de tesoros y de gemas,
y así borras el frío
de todos mis problemas
con esa gracia bella en tus poemas,

Descubro entre tus lemas
sensible sencillez, juicioso brío,
en un sin fin de temas
bordados por el río
del fresco resplandor de tu albedrío.

Contemplo en tu semblanza
un mar de corazones ablandados
que encuentran nueva alianza
en fuertes afianzados
con versos de tu musa, cual soldados.

Sembradas en tu mano;
estrellas desparramas por el mundo
y lo haces más humano,
y lo haces más profundo,
cambiando su semblante en un segundo.

Sembradas en tu rima,
destellan sensaciones deleitosas.
La nota que se arrima
a tus rongas preciosas
se llena de gardenias y de rosas.

Por sobre tu trabajo
pasean las alegres mariposas
y es todo un agasajo
de flores primorosas
tus mágicas palabras deliciosas.

Acordes de acordeones
con soplo de las flautas y violines
renuevan las canciones
que cantan serafines
tallando tu legado en adoquines.

Y hermosos querubines
coronan de azucenas tus delirios.
Danzando los jazmines
se enlazan con los lirios:
festivos, te saludan entre cirios

Caléndulas de plata
adornan con sus pétalos tu llanto;
cayenas escarlata
seducen con su manto
a todo el que camina por tu canto.

Un sueño enarbolado,
en tu sonrisa clara y prodigiosa
asoma lo sagrado
de tu alma talentosa
y mi alma te atesora vigorosa.

Es que te quiero tanto;
princesa nacarada y cariñosa,
pues tienes el encanto
que es propio de una diosa
y digno de una dama fabulosa.

Por eso no me aguanto
las ganas de decirte con premura;
¿mi niña tierna?:

¡es toda una lindura!

miércoles, 9 de enero de 2008

Afuera

Afuera, a la intemperie
los sueños desgarrados
se retuercen moribundos
sin consuelo ni ilusiones.


Dejemos toda ilusión tras las puertas,
adentro, en este cuarto
tú y yo, tan reales, tan creíbles
tan multi-dimensionales
desde el alba hasta el olvido.

Dejemos la ilusión tras la puerta,
adentro, en nuestros ojos,
la censura ya no existe
ha sido degollada por el hacha de reencuentros,
ha sido desintegrada por las luces pasionales
de un incendio de emociones.
Las tristezas de tus ojos,
cicatrices de desplantes e ironías y silencios
son dos grandes fogaradas,
son ardientes llamaradas
que incineran esos vientos
forjados con dolor,
las tristezas de tus ojos
son umbrales al amor
son umbrales, son portales
a la ausencia y al amor.

Los mejores poemas que he leido

Siete mil millones de poetas
deambulan por el mundo
sin saber que son poetas.

Los mejores poemas
que he leído en mi vida;
me los han escrito en la piel
con una mirada;
me los han cincelado en el corazón
con una sonrisa;
me los han tallado en el alma
con una lágrima.

Todos somos poetas,
Aunque algunos no lo sepan.


Homenaje a las mujeres (soneto caudato dodecasílabo)

Arroyos que arrullan radiantes llanuras
y ríos que riegan romeros en sierras;
son sueños que ensanchan serenos las tierras,
son llantos que llueven llevando linduras.

Silencios que sanan cubriendo culturas
de paces y peces que impiden las guerras;
son cuentos y cantos o aullidos de perras
llameando salientes, rompiendo ataduras.

Alegres se agrietan las grandes verduras,
y nacen los frutos y brotan las flores,
llenando los suelos de tantos colores:

rosados y malvas, naranjas, carmines,
azules y verdes, dorando las crines
de cerros y morros y costas heridas

todo por amor: ¡mujeres bandidas!

domingo, 6 de enero de 2008

Tu sombra es una diosa. (poema en liras)

Mi esencia es una fosa
queriendo transformarse en una risa,
mi sueño es una losa
que tiene mucha prisa
buscando lapidar una premisa.

Tu sombra es una diosa
vaciada sobre el molde de una misa,
cantándome una glosa
traída por la brisa
y atada a las saetas de Artemisa.

En tu mirada vasta
percibo este deseo que me hechiza
y se levanta el asta
al ver como se atiza
la rosa dibujada en tu sonrisa.

La sangre me borbota
fluyendo en la pasión que atemoriza;
es la esperanza rota
izada por la driza
que como verga nuda se agiliza.

Llameante es el deseo
que salta como trino alzando el vuelo,
porque en tus ojos veo
un sol quitado al cielo,
incienso, oro, mirra y mi desvelo.

Flagrante es la emoción,
se enciende como antorcha en una gruta,
como una sensación
plasmada en la viruta
que llevo en mis adentros como ruta.

Despiertas mi ansiedad
desnuda como dea del Parnaso;
y digo la verdad,
que; de tu cuerpo acaso,
confórmome con un distante abrazo.

Videojuegos

Se que soy todo un cuarentón
mas no he dejado de soñar
por eso me atrevo a jugar
videojuegos con ilusión.

En mundos de fantasía
me sumerjo con esmero
y hago todo lo que quiero
consumando mi osadía.

Muchos peligros encuentro
en cada nueva aventura,
más siempre con la ventura
de estar a salvo aquí adentro.

¿Por qué negarme proezas
y hazañas monumentales,
si en escenarios virtuales
desarrollo neas destrezas?

¿Por qué negarme alegrías
y una sana diversión
si se presta la ocasión
para jugar noche y día?

¿Y acaso no soy un niño
infante de corazón...?
¿por qué te da comezón
que el juego me haga un cariño?

Con los juegos he llorado
por el destino de Yuna,
bajo el brillor de la luna
he reído y he gozado.

De Rinoa la sonrisa
me cautivó totalmente,
y de Tifa; sutilmente,
recibí soplos de brisa.

Con los juegos he vencido
aún a los más poderosos;
he fregado a los tramposos
y como héroe me he vestido.

Con los juegos he aprendido
valiosas lecciones de vida
y alguna historia perdida
regresó así del olvido.

Vagando en tierras irreales
sin dolor y sin premura
encontré en cada aventura
tesoros espirituales.

Por eso seguiré jugando
videojuegos por mi cuenta,
aun después de los noventa;
mientras sigan palpitando
mi corazón trepidante
y ésta; mi alma, que es de infante...

Viaje a las estrellas

Desatando estoy las tempestades
atadas a mi alma ya rendida;
permito así que las novedades
se ajusten a mi metro y medida.

Me adueño pues, de ésta adusta vida
sobre ola bravucona y aterida.
Navego en creciente y en levante
cual delfín sinuoso y elegante,
y tomando rumbo a mi destino
escojo exaltado mi camino
sin saber a donde me dirijo.

Voy con ánimo prolijo
a continentes esquivos
de toda cultura humana.

Voy a lugares cautivos
del albor de la mañana.

Voy a la Atlántida viva
a la Lemúria profana
a la Pangea altiva
voy a Gondwana...

Y regreso luego, energético y ancestral
de este trayecto en espiral
a las tierras que mi alma clama...

En las tierras que mi alma inventa
abordo mi corazón finalmente
y abandonando la necia mente
-con el perdón de toda afrenta-
enciendo sus motores decidido...
para no quedarme dormido.

Si quieres venir conmigo
¡hay espacio en la cabina!
Viste tu ropa más fina
y sube al transbordador
que despegamos enseguida
hacia una nueva vida
y hacia un mundo mejor:
yo como alegre trovador
y tú como musa embestida
por los cantos del amor.

Sube ya al transbordador
que se inician la secuencia
y el conteo regresivo.
Se me antoja un soñador
este buque de la ciencia,
este andamiaje algo vivo...

Surcaremos los planetas
en sendos viajes estelares
cruzaremos cual cometas
todos los sistemas solares.

Visitaremos nebulosas
cercanas y lejanas,
por tus ansias deseosas
seremos cuna y cama.

Enciende el escudo protector
que se acercan los meteoritos:
en los brazos del amor
es virtud todo detrito.

Invitemos a Fortuna
a este viaje estrepitoso
pa' que nos done una luna
donde besarte fogoso
bajo su hechizo, sobre una duna.

Invitemos a Cupido
a este viaje cadencioso,
pa' que fleche enternecido
a quién odia aún doloso
y poder sembrar con gozo
el amor esclarecido...

Este viaje presuroso
a constelaciones perdidas
es la esencia de mi vida,
es el fulgor poderoso
de tu silueta dormida
que se ajusta a la medida
de mi silueta sideral...

¡Pasión de un viaje astral!

Y rezan de buena fe

Y rezan de buena fe,

y rezan de corazón.

-Alí Primera.-




Rezan con buena intención

desde el alba hasta el oca

pero el hambre no hace caso:

nos aprieta el cinturón.

Rezan desde el corazón

con deseos de ventura

pero el hambre es sepultura

nos destruye la ilusión.

Y los niños barrigones

bien poblados de lombrices

tienen hartas cicatrices

lanzando mil maldiciones.

Y los niños desnutridos

con caritas de congoja

se preguntan;¡paradoja!,

si es que Dios no tiene oídos.

Y los niños pesimistas

en sus ojos de dolor

se preguntan con fervor

si es que Dios se ha vuelto autista.

Y los niños tan huesudos;

calaveras sonrientes

se preguntan tristemente

si es que Dios se ha vuelto mudo.

Se preguntan tristemente

si es que Dios se ha vuelto mudo...

Ranchos de cartón

Entre los hierros retorcidos de la arsa noche,
cada estupefacto hombre parece una chivera,
cada quien deambula, quebrantando su derroche
de sueño; y transforma en nauseabunda papelera
sus noctámbulos y antiguos deseos de surgir.
Se extinguen las justas aspiraciones de vivir.

Vagos desencantos y esperanzas apagadas
nos emboscan, nos abordan, tratan de descubrir
antiguas emociones de luces engañadas.
Y es que; a todos alguna vez, nos tocará sufrir
crueles desplantes, desmanes, decepciones vanas.
¡Todavía se nos desintegran los mañanas!

En la cruel maraña de este cerro
cada araña ha tejido ya su red,
cada pulga ha aceptado a su perro,
cada río ha saciado ya su sed.

Pero la fuerte lluvia insiste, persiste
en su ataque misilístico de gotas...
y el rancho prácticamente ya no resiste.
Ora el viento sopla, sacudiendo rotas
ventanas de papel. Y el techo de cartón
levanta su sombrero y muestra el corazón.
El primordial y albo encanto de la muerte
ofrece a otra familia un ápice de suerte.

El tridente

La blusa apolillada cubre los senos
del mundo, desesperado por renacer
de entre las cenizas y del cieno
forjados por hiel y veneno.

El pantalón arratonado tapa las nalgas
moradas del despelote que se hincha
en medio del mar, por sobre sus algas.

El mundo es un tonel de inmundicia
tumba astros y soles con su fuerte hedor;
las constelaciones vomitan
y las galaxias están nauseadas.

El ácido sulfúrico es parte de la lluvia:
¡es la lluvia misma!
No hay playa sin latas y picos de botella
¡no es playa sin ellas!
El ozono, rey de la estratosfera
clama piedad ante la guillotina
que implacable se avecina.

Miles de cadáveres pisciformes flotan en la mar,
miles de pájaros multicolores dejan de trinar.
Venden los seres vivos del mundo sus almas al diablo.

¿Pero, quién es el diablo?

Siento una cola brotar de mi espalda
siento dos cuernos brotar de mi frente
y entre mis manos, siento un tridente

¡siento un tridente!...

Expectativas cuánticas

Infinidad fractal destituida por el orden,

en el vacío irrepetible de las mentes cósmicas,

vienes hasta mí

trajeada de universos,

galaxias y constelaciones

como burbuja sideral

cubierta de teflón y papel celofán.

Maniatadas quedaron las hipótesis irrelevantes

de calidoscópicos instantes

efímeros y eternos

en un espacio-tiempo

dubitativo e incierto.

Me pregunto qué tiene que decir

el gato de Schrödinger

acerca del observador y sus expectativas.

¿En verdad temor y fe

son las dos caras de la misma moneda?

Creamos realidades

ignorantes de nuestro poder

como reyes Midas

regodeados con sus logros...

¿Serán culpa nuestra los deslaves y aluviones?

¿Seremos nosotros los causantes de huracanes y tornados?

El sentido común dice que no

pero la cuántica dice que sí...

Análisis: Quiero hacer un pequeño análisis de este tema. En la primera estrofa introduzco el concepto "fractal", que proviene de esas matemáticas que estudian el orden implícito en el caos, las matemáticas fractales, por medio de las cuales estoy seguro de que se desvelarán los misterios multidimensionales y cuánticos de nuestro universo. En la segunda y tercera estrofa introduzco el principio de incertidumbre de la mecánica cuántica, el gato de Schrödinger se refiere a un modelo que consiste en un experimento hipotético, según el cual, si colocamos a un gato dentro de una caja cerrada, apuntado por una pistola, que a su vez es activada por el disparo de un electrón, después del disparo el gato estará vivo o muerto según las expectativas del observador del experimento, es decir, si el observador espera que el gato esté vivo, al abrir la caja lo encontrará vivo, si espera que esté muerto, lo encontrará muerto.

De aquí la pregunta acerca del temor y la fe.

En la Biblia, se define la fe como la creencia en lo que no se ve y la certeza en lo que se espera, pero ese concepto está incompleto, ya que eso define también al temor, de manera que la fe sería la creencia en lo "bueno" que no se ve y la certeza de lo "bueno" que se espera, mientras el temor es la creencia en lo "malo" que no se ve y la certeza de lo "malo" que se espera.

En las estrofas siguientes acaricio la posibilidad de que temor y fe sean capaces de generar realidades, ya que la cuántica nos dice que el resultado de un evento fenoménico puede ser alterado por las expectativas de los observadores.

De manera que este tema no es tanto espiritual, como sí filosófico, y la pregunta es: si la mayoría de los integrantes de una población esperan una tragedia ¿se dará la tragedia a causa de las expectativas?; y si esperan una bendición, ¿llegará la bendición gracias al poder de la fe?.

Tristeza oxigenada

Tristeza indetenible, inquebrantable, inacabable, irrepetible, impostergable, inaguantable;
tristeza etérea, invisible, aviesa, pálida
como la luz de la mañana entre ramales
de árboles de frondosa penumbra.
Como la tiniebla inequívoca
de la noche profunda, cuando más profunda es la noche
y las estrellas han huido despavoridas
a sus guaridas siderales.

Tristeza arácnida de telaraña vacía
sin una vulgar mosca entre sus redes,
tristeza aclimatada a los inviernos tropicales;
de nevados riscos y heladas sombras
en mis venas doloridas
por recuerdos brumosos:
Tañe tus cuerdas de guitarra ausente,
afina tu arpa melodiosa,
toca de nuevo el órgano basílico y templario
del fondo de los sesos.

Que tu concierto sea un soplo
de brisa de venados y tapires
y báquiros en manadas solidarias,
un sonar de cascabeles sin venenos,
un aplauso marítimo a horizontes lejanos e indefinidos,
un aroma de nardos y claveles
en las tierras escondidas del sauce y del ciprés,
un murmullo de chicharras
y un silencio de mendigos.

Que tu concierto sea
latigazo al egoísmo despiadado,
mordida voraz de caimán enfurecido,
zarpazo eficaz de bengala enardecida
tragándose al tigre que le diera un nombre.

Tristeza inconsecuente, impaciente, intransigente, inconsciente y transmutada
en piedra filosofal nunca descubierta,
en santo grial inútilmente humedecido
por sagrada salivación,
en poder de holocausto asteroideo,
sucumbe ante la metamorfosis sublime
que transforma el lúrido arrastre
en majestuoso vuelo...

Da paso a la alegría
tristeza oxigenada.

Hoy (lucy)

Hoy
solamente hoy,
justamente hoy
estoy
borracho de impertinencias,
estoy
beodo de hostilidades,
alcoholizado ad extremus
de chismografía barata.

Por eso
hoy
solamente hoy,
justamente hoy
quiero vestirme de australopiteco
para no entender
o para entender nada.

Lucy
graciosa Lucy,
preciosa Lucy
ven a mí;
salvaje, peluda y resplandeciente,
a devolverme mi forma primordial y primigenia
de macho adusto e instintivo;
quiero de vuelta mis afilados y largos incisivos,
y mi pelaje alfombrado.

Me comeré el continente
de un sólo bocado;
aunque me quede atragantado....

Sencillez elemental

Hoy por hoy
decido esgrimir en silencio;
finalmente,
mis sueños de diatomea,
alcanzando la inevitable simplicidad
del coacervado,
deleitándome
con los orígenes de la vida.

Vida primordial y primigenia,
vida primorosa y primicial,
envuélveme en tu abrazo
efímero y eterno;
devuélveme
de una vez
la sencillez
de
la
partícula
cuántica
elemental.

El calentamiento global

El calentamiento global
no es cosa de fantasía,
es ya el día a día
hodierno, actual.

Hace tanto calor que podría deshacerme entre tus brazos,
en un horno se ha trocado nuestra casa
y a nuestros hijos se les escapa la esperanza
por un futuro provisor;
¿qué digo provisor?, por cualquier futuro.

El calentamiento global
no es cosa del mañana,
es la sentencia temprana
que azota nuestras cabezas
¡aquí y ahora!

La edad de plástico

Finitud
establecida
por la vida material
en el enlace elemental
del nanosegundo.

Moribundo
estuvo; por edades incontables,
el hálito de inteligencia
que asomaba con diligencia
pero sin resultado;
hasta que apareció el soldado
de la piedra y del garrote...


Y ya el troglodita;
saliendo de su ermita,
osó colocar su pie en otro astro
y furibundo
casi acaba con el mundo...
pero la gran epopeya apenas se inicia
y queriendo dar como primicia
una noticia
que ya es añeja;
anuncio el fin de la finitud
y el comienzo de la eterna juventud
gracias al genoma y su descubrimiento...

que es el perfecto complemento
para la edad de plástico.

El mejor de mis orgasmos

Entre tus senos
surge un sol de nueva aurora,
disipando mis penumbras,
desvelando claridades.

Entre tus piernas
brota un sueño muy risueño,
alegrando mis penurias
despejando mis sonrisas.

Entre tus brazos
soy delfín en aguas claras,
soy halcón entre las nubes
soy bullicio y soy silencio.

Es tu felicidad
el mejor de mis orgasmos.

Sollozos

Sollozo,
árbol corroído,
desarraigado,
solitario y nebuloso.

Sollozo,
destino sin conciencia,
claustro sempiterno,
poema inacabado
de versos moribundos.

Sollozo,
pálpito arrítmico,
oquedad clandestina,
simiente silenciosa
de gotas de rocío,
en fin;
apenas
tan sólo
un tímido
sollozo.

Carta de presentación

Yo vengo de las sombras y voy hacia la albura;
con un andar vibrante recorro los caminos
que llevan al olvido y dan nuevos destinos.
Nací entre tinieblas y muero en la cultura.

Yo traigo los abismos tallados en mis ojos
y pueblo con mi rabia los gritos de la historia.
Recojo mis maletas y dejo toda escoria
partiendo hacia el futuro, sin cargas, sin enojos.

Y como el carpintero; que pica rama a rama,
así me abro una brecha en esta vida ignota,
vagando paso a paso cual ser de piel y escama.

Y levantando el vuelo con aires de gaviota
voy deshaciendo nudos, para tejer la trama
de cierta rara euforia que desde mi alma explota