Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

martes, 24 de agosto de 2010

Mujer bucólica

En los ojos se te espejan frondosos aguacates
y mangos y apamates y cedros y pardillos
junto a pinos y abedules, cipreses y cerezos
y robles y nogales de grata robustez ;
y lotos y gardenias y lilas y cayenas
orquídeas y claveles, hortensias y amapolas
y abejas laboriosas buscando los principios
de poderosa alquimia en su cera y en su miel.

Los lienzos de tu forma revelan; imponentes,
jardines pluviométricos, boscosas realidades,
selváticas influencias y sueños de cascada
en una algarabía de trinos y de cantos
que adorna alegremente tu alegre desnudez
bañada por mis ojos que anhelan maravillas
y estupefactos vuelan buscando tu esbeltez:
-Y entonces más venero tu sabia sencillez-

Recuerdos del futuro, cimientos del pasado
se funden al presente ciñéndose a tu piel
y llueven los segundos y brotan los vaivenes
de oleaginosas ondas surtidas por tu ser:
-Y entonces más me esmero en observarte bien-

Por tu sonrisa


Puedo escribir los versos más tristes esta noche
                                                               (Pablo Neruda)



Podría escribir los versos más paradójicos esta noche
podría desaparecer en el caos total
y reaparecer de nuevo,
renovado y receptivo,
perfumado y perspicaz,
también rejuvenecido
por una sonrisa tuya.

Podría cantarle odas al televisor o a la cocina eléctrica
y sublimar de nuevo los corales caribeños
podría cabalgar las olas, navegar los llanos,
incendiar los hielos polares con llamas de propano
y hasta podría congelar los desiertos del averno
por una sonrisa tuya.

Podría vencer el tiempo entretejido a nuestras pieles
con un certero rayo de neutrinos
y emparejar con una podadora
cipreses y abedules, cerezos y manzanos
y mangos y aguacates y robles y nogales
para que te entreguen sus flores y sus frutos.

Podría escribir los versos más caóticos esta noche
y robarle a las fractalidades su orden escondido
ese orden ocultado como si fuera tesoro secreto,
santo grial, arca de la alianza, cueva de Alí Babá
arco de triunfo o libertad de estatuas deambulantes
por las nocturnas calles de empedrados deseos.

Por una sonrisa tuya
podría pescar elefantes y cazar escualos,
dispararle a los rifles para que se haga la paz,
acosar revólveres, pistolas y ametralladoras
con la furia de un depredador y fundirlo todo
para luego cincelar palomas y azulejos
y esculturas floridas y pasiones de acero.
Sólo por tu sonrisa, Aurora Mañanera…

Poesía Cuántica (Tú, Claridad de aura extrema)

La materia no es otra cosa
que condensación de la energía.
La energía no es otra cosa
que dilución de la materia
y tú; alma mía,
eres la luz que ilumina mi existencia.

De tu mirada brotan fotones
bañando con serenidad sublime
mi piel, mis músculos, mis huesos.

De tus palabras saltan gravitones
que, bailando en mis oídos,
alborotan el músculo cardíaco
que por ti y sólo por ti
revolotea alegremente en mi pecho.

Tan sólo tu presencia ya es sabiduría:
hondo conocimiento de fractalidades terrenas,
clara diafanidad de misticismos celestes.
Y es esa claridad, la de tu aura extrema
la realización indetenible del amor
que; indefinido e indestructible,
¡a mi alma por siempre se encadena!

jueves, 19 de agosto de 2010

Sonreiré

Con tus alas en las alas de la brisa
con tu risa en la sonrisa del ayuno
llevas cuentos en las yemas de tus dedos:
Son caricias que se otorgan al azar.

Con tus sueños entre sueños de la luna
con tus auras bajo el aura de la aurora
llevas fiesta en las entrañas de tu cielo:
Son miradas que no dejan de agradar.

Si me encuentras deambulando por el mundo
cual gitano que ha dejado de migrar;
no preguntes ni me inquietes con silencios.
Sonreiré si me abrazas nada más.

Sonreiré si sonríes al mirar…