Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 21 de julio de 2008

Acróstico (Dedicado)

Me quito el sombrero ante bella dama
Alondra y poetisa de muy alto vuelo
Restauras la dicha y encantas con celo
Irradiando versos de grandiosa trama:
A los cuatro vientos el mundo te aclama.

Irisas con luces de brillante gesta;
Navegas en balsas de florida estrofa,
Es bello tu lienzo como suave estofa
Salida serena de tu pluma honesta.

A dónde me llevan tus hermosos versos
Repaso y reposo deleitado y fresco
Rondando con gozo muy caballeresco
Alisios marinos en tus universos.
Belleza te sobra pintoresca pluma
Allende tus coplas y dichos diversos
La brisa nos trae tu calida espuma.

Pelágica brisa que viene y perfuma
Rasantes gaviotas aleteando en vuelo;
Intensas, devotas de la magna suma
Nacida preciosa de tu amado cielo.
Con tantos que admiran tu alba poesía
Eres la sirena del cantar de Ulises
Serena y sincera, fogosa alegría
Me quitas la venda de mis ojos grises
Afluidos sin duda por tu algarabía
Inmersos sin treguas en tu fantasía
Nadando entre amores y melancolía.

Autor: tonisan = Felipe Antonio Santorelli

martes, 15 de julio de 2008

Yo soy mi totalidad

Yo soy mi totalidad,

si muestro solo mis luces

soy un cuadro mal pintado;

si muestro también mis sombras

adquiero poesía,

perspectiva,

proyección,

profundidad.


Y es entonces

y solo entonces

que soy toda mi verdad.

viernes, 11 de julio de 2008

Amor de lejos (soneto alejandrino con doble rima)

Contigo en la distancia mi mundo se detiene
y nada ya atesoro sin tu alba cercanía;
es tanto lo que añoro tu hermosa lozanía
que no hay una substancia que el alma me serene.

La cruel intolerancia avanza con su lene
y cruento deterioro con tanta alevosía
que cuando pienso; lloro, cayendo en la agonía
y en la beligerancia, aunque muy malo suene.

Sin ti ya no hay estrellas, ni cielos ni caricias;
tan sólo la apatía gobierna mi semblanza.
Por eso es que hoy prefiero montarme en el avión

siguiéndote las huellas, armarme de pericias;
creando sintonía, forjando nueva alianza
y como un bucanero, ¡robarte el corazón!